Método Laudin

Fecha: 31/12/2016 03:48 am

La mujer, verdadera maravilla de la creación.

Cuando todo hombre recuerda que estuvo 9 meses en el vientre de la madre y que una mujer fue quien lo trajo al mundo y el 99% de los casos es la madre la que enseña, educa y forma entonces podemos comprender la conducta hermosa de una buena esposa, de una excelente suegra. Porque la suegra por naturalidad nos adopta como un hijo más indudablemente con limitaciones afectivas, porque ella quiere que sus genes transmitidos a su hija se preserven y para ello es necesario que su yerno o padre de sus nietos sea monógamo, y centre su atención mental y conductual en las responsabilidades del hogar formado. De lo contrario mejor hubiese seguido siendo novio. Por tal razón adoro a las suegras en su papel bonito de contribuir a conservar la especie genéticamente y en principios y valores como humanos que somos. Así que vivan las suegras y su naturaleza admirable.La naturaleza humana, el instinto, el programa que garantiza la continuidad genética y preservar la vida tiene una mezcla de conductas. Es normal y natural que una esposa se muestre agresiva y con celos si percibe que el padre de sus hijos está siendo seducido o enamorado, tal vez no piensa en ella por perder al esposo, sino más bien por conservar al padre de sus hijos, la naturaleza humana está llena de conductas concretas a diferencias a la de un mamífero a secas como es el caso de una tigra con sus tigritos que huye del tigre macho para preservar la vida de los tigritos ya que es capaz de matarlos solo para conseguir que entre en celo y nuevamente poseerla para depositar su semen y garantizar la continuidad de sus genes, es paradójico y a veces incomprensible el programa que garantiza la continuidad de la vida, por esta razón admiro la conducta de la esposa, de la madre , de la mujer, ella actúa correctamente, y es el hombre quien debe practicar la fórmula de Oscar Wilde quien decía que la mujer existe es para amarla y jamás para comprenderla.

 


Laudin Mora